Lo más complicado de meterse de lleno en el mundo del running para quien recién comienza muchas veces se centra en la motivación. El porqué de ponerse a correr. Hasta que se logra naturalizar esta práctica deportiva es de mucha utilidad ponerse un objetivo concreto.

Por ejemplo, lograr correr una carrera corta: 5km o 10km es un buen primer objetivo. Y lo interesante es lograrlo como un fin en sí mismo y no considerarlo un trámite necesario para una aventura mayor. Estos tips pueden servir tanto para quien se inicia como para un nivel medio.

Lo básico primero es establecer un objetivo de forma realista, teniendo en claro nuestras características y nivel. Será la fórmula ideal para evitar frustraciones y, algo peor: lesiones.

No existe una solución general para todos los corredores si no, saber algunas puntas y acomodarlas a nuestro ritmo para luego lograr el método que nos haga sentir más cómodo yal mismo tiempo nos permita evolucionar.

La adrenalina de participar de una 10k. Fuente: running.es

Empecemos con 3 tips básicos:

1) ACUMULAR KILÓMETROS

Acabar una prueba de 10 km está al alcance de cualquiera. No se trata de un esfuerzo descomunal. Se trata de mentalizarse nomás. Con tener una media de 30 km a la semana -si es posible un poco más- y poder repartidos en 4 ó 5 sesiones es lo ideal.

Luego podremos hablar de bajar tiempos y para eso es necesario aumentar el kilometraje y las sesiones. Las cifras son referencias, lo importante es la constancia.

2) CAMBIAR EL TIPO DE ENTRENAMIENTO: DÍAS DE SERIES O CAMBIOS

Si lograste establecer 4 sesiones de entrenamiento en la semana, lo ideal es uno dedicarlo hacer lo que se conoce como series o cambios de ritmo. Por ejemplo, dentro del entrenamiento colar distancias cortas y largas. Corta: 200 a 600 mts. Larga: 800 a 1.000. Para lograr mejoras no importa el nivel del corredor a la hora de armarse las series si no el ritmo con las que se hace. Por ejemplo, siempre hacer 3 series de 300 mts a un ritmo más rápido del ritmo personal. Y siempre tener en cuenta la recuperación entre series. Una variable es hacer, por ejemplo, dos series a ¾ de velocidad y la última a máxima velocidad personal.

3) CALENTAR, AFLOJAR Y ELONGAR

Estos tres puntos son La Clave para sostener todo. Son tan obvios como indispensables. El calentamiento adecuado ideal es de 10-15 minutos de trote muy suave. Al finalizar la sesión, fundamental dedicarle otros 10 minutos muy suaves para eliminar el ácido láctico y oxigenar la musculatura. Y siempre, pero siempre, elongar durante otros 10 minutos con los ejercicios adecuados…pero ese es material para otro capítulo.

Elongar. Fuente: http://sobrerunning.com/

Elongar bien, la clave. Fuente: http://sobrerunning.com/

 

http://www.bairesenbici.com/wp-content/uploads/2016/01/sevilla.pnghttp://www.bairesenbici.com/wp-content/uploads/2016/01/sevilla-150x150.pngGuidoRunningTips10km,5km,Correr,Elongar,Entrenamiento,Runners,Running
Lo más complicado de meterse de lleno en el mundo del running para quien recién comienza muchas veces se centra en la motivación. El porqué de ponerse a correr. Hasta que se logra naturalizar esta práctica deportiva es de mucha utilidad ponerse un objetivo concreto. Por ejemplo, lograr correr una carrera...